Home

Menhir 2.

Mucho: entiéndase algo en abundancia, o que excede a lo ordinario, regular o preciso. 

Eso es lo que se pudo ver el pasado viernes en el bar Menhir de Logroño, de la mano del azote de la Mancha, Mucho.

El cuarteto toledano salió dispuesto a morder, con actitud, con uno de esos comienzos de concierto que encandilan hasta al tío más pendiente de tuitear lo bien que se lo está pasando en vez de pasárselo bien. Tenían ganas de tocar, y se notaba.

Menhir 5

Empezaron calentando la noche con “Motores”, un tema de su último disco, con tanta fuerza que Martí, cantante y guitarra, rompió una cuerda.  Lejos de distraer al público, y sin ninguna explicación, el grupo empieza a tocar un personal reggae, mientras se cambia la guitarra y se afina. Todo a punto para seguir con “Los hijos del mal”, tema ineludible de su debut, pegadizo, y en mi opinión, una de las mejores canciones de la banda.

Siguieron con dos temas de su último álbum, hasta llegar a “La casa en pie”. Es aquí donde te das cuenta de que no es una banda que pase desapercibida. Torearle al público de una ciudad pequeña nunca es sencillo, y con una sala donde todo el mundo coreaba la letra al unísono la banda iba encaminado otro éxito en directo.

Menhir 3

Hace poco alguien me dijo que en general, y musicalmente hablando es bastante unidireccional. Un directo de este cuarteto en tan solo hora y media te puede ampliar el mapa y mostrarte varias direcciones. No hay duda.

Tras alguna balada del último disco con unos intercambiados Martí al teclado y Víctor a la guitarra como “Las Plantas” o “El sitio incorrecto” iban a ir poniendo fin a una gran noche.

“Como si no hubiera mañana”, “Más feliz sin televisión” y “Sal de la tierra” dejó la velada sentenciada. Y como no podía ser de otra manera, sin chorradas ni postureos del directo, y parafraseándoles: “No somos banda de ir al camerino, encendernos un pitillo y volver a por el bis”. Ellos terminaron por los suelos con un apoteósico “Sustancia Fundamental”, volviéndose y volviéndonos locos.

Quizá eché de menos algún tema del primer disco. Un “Vas a saturar” le hubiera puesto la etiqueta de concierto perfecto. Pero todos sabemos que estos no existen, y así es mejor, porque ante todo vi a un grupo comiéndose sus instrumentos y dando un recital de verdad, con un buen sonido, y la buena organización de una sala que poco a poco va creciendo.

 

Ya sabéis, si queréis descubrir lo que es un “hip hop grecolatino”, o de donde viene el nombre de la banda, pilladlos en su gira, y tal vez tengáis suerte.

Menhir 1

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s